domingo, 22 de marzo de 2009

Si yo no quiero tener novio, no quiero, se que no. Si, ya se, quiero a alguien "más fijo" (por decirlo de alguna manera) pero eso no es un novio. No lo es. Se que me va a cansar, lo se, no me discutan. Ya me pasó, no me va la llamadita cada día, no quiero el "tengo que ver a...". Quiero que me llame cuando se muere de ganas de escucharme, un "quiero verte". Pero... Por qué me cuesta hablarle? Por qué le doy tanta importancia? Por qué tiene ese lugar en mi vida? Me hace transmitir el deseo de una relación que no quiero, me hace sentir inseguridad, confusión, insertidumbre... Y no! no tengo dudas, yo se muy bien que no quiero novio, creanmé! Entonces, si no quiero, de qué tengo miedo? Por qué me preocupa que el otro piense que si, que estoy enganchada? Si total no lo estoy. Creés que muero por vos? Qué lástima! Solo me encantaría pasar un buen momento al lado tuyo y te lo estás perdiendo. No importa, ya vendrá otro. Pero... No quiero a otro, lo quiero a él. Sí, no quiero novio, pero lo quiero solo a él y esa es la cuestión.

2 comentarios:

Angel dijo...

bueno loca adelante con eso entonces, dele pa' 'elante noma'.
Y bancate la que viene con eso. UN beso.

Julieta dijo...

me pasó algo asi, y es complicado, aunque parezca muy simple a veces...
y creo que eso de que no queres que piense (o sienta, en todo caso) que estas enganchada, quizas sea porque sería como estar demasiado abierta o entregada a él, y eso nos vuelve vulnerables..


un abrazo grande!