lunes, 17 de agosto de 2009

Me decidí a buscar nuevos hombres, me decidí a deshacerme de él y qué pasó? Apareció.
Opté por volver a dedicarle mis pensamientos y qué hizo? Desapareció.
Y volví a intentar sacarlo, juro que lo intenté. Traté de conocer gente nueva, pero ninguno me moviliza. Llegó un chico interesante a mi vida: lindo, estudioso, trabajador, me quiere ver, va sin vueltas, y a mi, por más que me esfuerzo, no me interesa. Lo intento, lo juro, pero no, ni un poquito.
Yo creo que hay un momento, un punto preciso en el que tu cabeza está lista para dejar salir a ése que te saca el sueño, en el que decide abrir la puerta. También hay una persona justa que conocés en ese momento preciso y que aprovecha que la puerta quedó abierta para pasar. Y no importa que tanto la conozcas, ni cuanto tiempo la hayas visto, ni cuanto le hayas hablado. Es simplemente esa y solo esa persona la que puede entrar.
Cómo él, que apareció cuando nadie lo buscaba. Cómo el otro él, que salió cuando nadie lo esperaba. Fue ese momento, fue esa persona.
Tal vez sea que me gusta lo dificil, lo imposible, lo que sé que no voy a alcanzar jamás. Y tal vez sea esa la razón por la que no me interesa salir con el chico nuevo.
No lo sé, prefiero pensar que no es así, que realmente todavía es él el indicado. Qué todavía mi cabeza encuentra razones para no abrir la puerta. Quizás sea elejir la opción más fácil, la que no requiere trabajo, aunque no deja de ser una elección dolorosa.

Igual, a pesar de todo, voy a tratar de salir con el chico nuevo, quién sabe?, total no pierdo nada, no?

3 comentarios:

DanielayeléN dijo...

Es tal cual lo describis.
Es el momento justo, la persona justa. En otras palabras "la alineación de los astros"...
A mi, me pasó diferente esta vez. No tuvo que venir otro "justo" para que cerrara la puerta, sino que la cerré sola para que no pueda volver a entrar a lastimarme.
Quizas tantos "malos duelos" que hice (según mi psicologa) me ayudaron a que esto pase.
De todos modos, ya lo vimos, mi inconsciente lo recuerda pero juro que no me moviliza en lo más mínimo.

Con respecto al "chico nuevo", no me parece mal que conozcas a alguien, solo para "ver que pasa"... pero lo describiste antes, es en el momento justo y la persona justa, esas cosas pasan casi sin darnos cuenta, y esto es más parecido a Leo que a Pocho.

TE QUIERO AMIGA

O(ʜ)livia dijo...

y... dar una chance sería una buena opción.
yo tengo miedo porque en general siemrpe va solo por mi cuenta el tema del interés y las chances y nunca siento que la otra parte esté interesada.
pero sí, ya me leíste, siempre queremos las cosas cuando no las tenemos! y viceversa!!
abrazOHtes, la mejor de las suertes!!

Agus - Luli dijo...

me pasa exactamente lo mismo con los "chicos nuevos", por más que intente no me gustan ajaja, y trato de convencerme de que no pierdo nada hasta que me doy cuenta de que en realidad lo que pierdo es tiempo riendome de chistes que no me causan y manteniendo una conversación que no me resulta interesante.

saludos!!