lunes, 30 de agosto de 2010

Lo siento

Yo no sé que quiero con él, la verdad que no lo sé. Ni quiero saber.

Lo que tengo claro es lo que siento. Siento ganas de abrazarlo, sí, y de que me abrace; de que me bese también. Siento celos, muchos celos. Siento ganas de que la deje, muchísimas ganas de que corte la relación que empezó hace demasiado poco. Me siento mal por ser tan egoísta, me siento una mierda, no me reconozco. Me siento una pelotuda, siento taquicardia cuando pienso en él. Siento no poder estudiar, siento no poder parar de pensar. Siento un ballet entero malambeando en mi cabeza. Me siento la protagonista de Ciega a Citas, siento que él es mi Marcelo Ugly y yo soy su Lucía González, y después me siento una idiota por pensar eso. Siento un lavarropas en la panza que centrifuga como loco escurriendo mi cordura. Siento que me digan que vamos a terminar juntos, pero más siento haber empezado a creerles. Siento mi voz nombrándolo una y otra vez, siento acordarme de él con cada cosa. Siento, todavía, sus manos, su piel, sus labios... e inmediatamente después siento su ausencia.

Siento esto y mucho más.

Y ahora, después de escribirlo, siento que tiemblo un poco menos.

4 comentarios:

Princesa Roja dijo...

Lo maravilloso e importante es hacer que todos estos sentimientos se te vuelvan placenteros... Que no traigan dolor ni complicaciones, sólo paz en el corazón porque cuando el corazón siente tanto... Está contento.

noe dijo...

Aunque parezca una boludez, tu comentario me acaba de hacer muy bien :)

Un Simple Blog dijo...

Cuantas alegrias y problemas trae el "sentir"...

DanielayeléN dijo...

que bueno que sientas tantas cosas, porque volviste al blog.
te quiero amiga