lunes, 6 de septiembre de 2010

El camino a seguir

- La situación no cambió demasiado, pero me siento más tranquila, no sé por qué.
- Sabés que pasa? tomaste una postura y estás más tranquila...

Y sí, es así.

Me di cuenta de que yo no sé bien qué quiero con él. Me di cuenta de que lo que sí sé es que lo quiero en mi vida, sin importar el lugar que ocupe. Me di cuenta de que su relación depende solo de él (y de ella) así que es un tema sobre el cual no tengo por qué dar vueltas. Y si tiene que pasar, pasará...
Me di cuenta de que tengo que hacerle saber que no fue una pendejada que hice en pedo, que siempre supe lo que hacía, que formaba parte de mi plan desde el principio. Tengo que decírselo y ya decidí cómo y cuándo.
Tengo que hacerle saber que lo quiero en serio, y no lo quiero distante. Tengo que borrar esa incomodidad entre nosotros. Tengo que recuperar mi relación con él y ya sé cómo.

Por eso estoy más relajada, sí, seguro es por eso.

Eso sí, la próxima vez que lo escuche mandarle "saludos a la gorda", vomito. Y es en serio.

4 comentarios:

DanielayeléN dijo...

decile que decir gordo/a a los novios, ya fue sacado de nuestra lengua y que lo voy a denunciar con la RAE... por favor, no hay nada más patetico?

noe dijo...

jajaj volvemos al "/cortatelalengua"

Princesa Roja dijo...

Vomitá por eso, y de paso vomitale encima todo eso que debés decirle y para lo que ya estás preparada. Vamos Noe!!

noe dijo...

Necesito ese aliento! jaja, gracias!